Seis maneras de conseguir que tu portero pare más penaltis.

Aquí le daré seis consejos que te ayudarán a la hora de afrontar una pena máxima.

1 PREPARARTE PSICOLÓGICAMENTE

Por más obvio que suene, necesitas poner a tu portero en la mentalidad de que va a parar los penalti. Habla positivamente antes de un partido y refuerza el mensaje de que tu portero puede y va a salvar las penas máximas. Si creen que las probabilidades están a favor del lanzador de penaltis, lo más probable es que no haga una parada. El portero debería estar pensando “si voy por el camino correcto, voy a salvar esto”.

2 COMO TIRARSE DE PORTERO, LA SINCRONIZACIÓN.

Cuando practique los penales en el entrenamiento, prueba cosas nuevas con tu portero. Has que se mueva una fracción de segundo antes de lo que normalmente haría cuando se enfrenta a un penal. El cronometraje de la inmersión es crucial para hacer frente a un penalti y puedes fácilmente ir demasiado temprano o demasiado tarde. Al ir siempre un poco más temprano con la lanzada, tu portero bien puede encontrar su tasa de éxito en detener el balón se incrementa. En otras ocasiones lo favorable es aguantar al máximo. Lo importante es probar en los entrenamientos.

3. GANAR ALGUNOS METROS CRUCIALES

Enfatice a su guardameta que hay una gran ventaja que se puede obtener al adelantarse ligeramente hacia delante cuando antes de lanzarse. Muéstrale a tu portero algunos videos de Pepe Reina, que se enfrenta a penales, ya que es un maestro en la práctica de las paradas. Terminará a medio metro de su línea después de que se haya ejecutado el penal y estrechará el ángulo del delantero.

4 ANALIZA CONTRA QUIÉN TE ENFRENTAS.

Hable con su guardameta sobre lo que ciertos jugadores adversarios podrían hacer con sus tiros penales. Sé que se trata de una generalización, pero es más probable que un medio centro pueda golpear la pelota en el centro de la cancha lo más fuerte que pueda. Si un jugador se acerca a la pelota muy de frente, es poco probable que pueda abrirse lo suficiente como para ponerla en una esquina, entonces aguanta el tiro.

5 DESESTABILIZAR AL OPONENTE

Motiva a tu portero para que desestabilice al lanzador, tales como el movimiento en la línea o las “piernas de spaghetti”, siempre y cuando sea una buena posición para lanzarse y hacer una salvada cuando se golpee. Como le aconsejarías a un lanzador de penaltis que no cambie de opinión cuando realice un penal, dile a tu guardameta que confíe en sus instintos y que se comprometa a ir adonde crea que va el balón.

6 CONFÍA EN TU PORTERO

Por ejemplo, si vas a una tanda de penales, no es momento de que le des a tu portero instrucciones técnicas. En vez de eso, dale un estímulo masivo, dile que disfrute de la situación y dale a entender que éste es su momento para hacerse un héroe. No subestimes la importancia de que tu portero esté en forma y sea ágil para parar penaltis. Trabaja en su entrenamiento físico tanto como lo harías con un jugador de campo.