Saltar al contenido

Lesiones

En primer lugar, parece esencial analizar la lesión, hacer un diagnóstico para establecer un pronóstico de gravedad: cómo se produjo la lesión, el tipo de dolor, la existencia o no de un hematoma…

Esguince de tobillo:
Una lesión muy común en los círculos de fútbol. Un esguince es la consecuencia de un movimiento falso, durante un cambio de dirección, a causa de un terreno límite (accidentado, congelado) …
Tratamiento: Descanso, inmovilización del tobillo con una férula, que permite caminar y evita el desgaste muscular debido a una inmovilización prolongada. El tratamiento se prescribe durante 3 semanas.
Atención, mal tratado, el esguince es fuente de secuelas (dolor, inestabilidad, bloqueos casi inevitables).

Ruptura de los ligamentos del tobillo:
Menos frecuente que un esguince de tobillo, la ruptura de los ligamentos cruzados es por otro lado más grave. Esta lesión es el resultado de
Tratamiento: Operación (Puede ser reemplazada por un tratamiento ortopédico). La decisión se basa en la inestabilidad de la rodilla y en el grado de incomodidad funcional (número de veces que la rodilla se resbala).
Al final de la cirugía, se debe respetar el tiempo necesario para la incorporación del injerto por el cuerpo y la curación de los ligamentos, estimado en 6 meses. Si la reanudación de ciertas actividades llamadas en el eje (trotar, nadar, montar en bicicleta) sigue siendo posible alrededor del 3º o 4º mes, el fútbol no es en absoluto posible antes del 6º mes. Y el atleta sólo recupera la confianza después de 8 o incluso 10 meses…

Traumatismo muscular:
Son el segundo trauma más común en los jugadores de fútbol, justo detrás de los esguinces de tobillo.
Son de dos tipos: golpe directo (la muleta) y el estiramiento excesivo del músculo durante el impulso, inicio violento. Estas lesiones son más frecuentes después de los 30 años y en caso de un mal calentamiento y entrenamiento.
Lo primero que hay que hacer: aplicación de hielo y vendaje de compresión.
En caso de una simple contractura, alargamiento o contusión benigna, el reposo seguido de la rehabilitación permite la recuperación en 2 o 3 semanas.
Más grave es un esguince muscular, que indica la ruptura de varias fibras musculares. La reeducación progresiva en varias etapas permite volver al deporte en 6 a 8 semanas. En caso de ruptura total, el tiempo de inactividad es de 3 a 6 meses.
La complicación más frecuente es la recurrencia de la lesión, a menudo debido a una reanudación demasiado temprana del fútbol.

La curvatura :
Dolor, rigidez muscular difusa que aparece entre 8 y 24 horas después de un esfuerzo demasiado intenso sobre uno o varios grupos musculares no preparados para este esfuerzo (el pico es a las 48 horas).
Tratamiento: La prevención es el mejor tratamiento, el trabajo de recuperación después del esfuerzo minimizará la aparición de dolores y molestias (descanso, baño, calor y estiramientos). Curación: 3 días.

La contractura :
Es una contracción involuntaria y prolongada del músculo durante 1 a 3 días. Resulta en un gen muscular, una sensación de pesadez, una bola dentro del músculo. El músculo no recupera su longitud inicial después de un ejercicio, de ahí el dolor. Es la consecuencia de una actividad muscular anormal o exagerada. No hay lesiones. No ocurre durante el entrenamiento (sino una o dos horas después o a la mañana siguiente).
Tratamiento: Estiramiento, frío, luego calor, masaje y descanso. Curación: 3 días.

El calambre:
Ocurre durante el esfuerzo o en reposo (por ejemplo: durante la noche), es una contracción muscular involuntaria violenta, repentina y dolorosa. El dolor es agudo, espontáneo y preciso a nivel del músculo tetanizado. Su origen es metabólico y se debe a la acumulación de productos de desecho en el músculo insuficientemente irrigado.
Tratamiento: Extensión forzada de la pantorrilla, estiramiento, masaje, calor, hidratación, baño. Si se trata de otro músculo y fuera de un músculo específico, no es un calambre, así que: no manipular. Curación: 1 día.

Contusión muscular :
Es un aplastamiento de las fibras musculares por un choque directo (muleta, golpe…) que lleva a la formación de un hematoma profundo y/o superficial que limita la amplitud del movimiento.
Tratamiento: Hielo, compresión, estiramiento y masaje. Curación: 8 días.

Elongación:
Interviene durante el ejercicio. Normalmente no es un dolor muy importante. Impresión de estiramiento del músculo que no implica la detención del esfuerzo sino simplemente su limitación. La actividad física puede continuar con una incomodidad funcional que limitará el rendimiento. No hay ningún daño anatómico importante. Es lo opuesto a la contractura, el músculo ha sobrepasado sus posibilidades de estiramiento (alargamiento exagerado del músculo).
Tratamiento: Descanso, sin masajes; más bien hielo. Curación: 10 días.