Saltar al contenido

¿Cómo lanzar un penalti correctamente o detenerlo?

Valora la página por favor

Es casi el final de la temporada y algunos equipos tienen que escalar posiciones para no descender o aferrarse a una tanda de penalties para ganar una final de copa.

Con este artículo propongo un enfoque estadísticamente asistido para ver cómo un penal es más fácil de detener o más fácil de anotar.

El penalti es una sanción cruel. En algunas ocasiones existe una desproporción entre culpa y sanción. Cuando nos lo jugamos todo en un partido de fútbol, se puede captar rápidamente todo el drama que se vive en este duelo entre un jugador y un guardameta.

Así que, por supuesto, no hay una receta mágica, pero a medida que se aproxima el punto penal o la tanda de penales, hay algunas reglas básicas que recordar.

Reglas básicas

La elección de un tiro penal implica psicología y reflexión por más de una razón para el tirador, pero también para el guardameta.

El largo tiempo que transcurre entre el fallo y el disparo es un tiempo de concentración, pero también de decisión.

Para el jugador: ¿Dónde poner la pelota? ¿Qué hará el portero? ¿Dónde se lanza mejor? ¿He cortado mi carrera?

Para el portero: ¿el tirador es diestro o zurdo? ¿Me anticipo? ¿Esta fingiendo?

Lo que hace el portero depende de lo que haga el tirador y lo que haga el tirador depende de lo que haga el portero, ya sea en su pose de pelota, su colocación, su puesta a punto, su apoyo al jugador, su colocación en la línea, su actitud, su aspecto, su apoyo al portero.

Aquí hay algunas reglas:

1) Las personas diestras disparan a la derecha y las personas zurdas disparan a la izquierda, los jugadores tienden a favorecer su lado natural en un momento en el que necesitan estar seguros de sí mismos.

2) Los disparos entre 20 cm del suelo y 1.5 m del suelo son los más fáciles de detener para los guardametas porque están ubicados en su trayectoria de lanzamiento.

3) Con la tolerancia de las carreras de stop and go (ver Cristiano Ronaldo) los guardametas no deben moverse hasta el último momento. El más mínimo movimiento del guardameta puede dar la dirección de golepeo a un buen tirador de penalties y por lo tanto modificarla. Si ha de haber un movimiento por parte del portero, es hacia el frente, para acortar el ángulo.

4) El equipo que gana el lanzamiento de la moneda debe elegir entre disparar o detenerse primero. En este caso, siempre debes elegir disparar primero. Según las estadísticas, el 60% de las veces el equipo que dispara primero gana la sesión.

5) Es el entrenador quien decide quién debe o no debe disparar. Por supuesto, algunos jugadores se imponen y no hay que tomar decisiones por ellos. Pero a menudo el 4º y 5º lugar están vacíos porque algunos no se atreven, tienen miedo de nombrarse a sí mismos. Es en este punto donde el entrenador debe elegir a los jugadores más adecuados para realizar esta tarea (estado de fatiga mental y/o física).

6) Tómese su tiempo, por supuesto, para tener la mente clara, calmarse y tomar el tiempo de preparación para elegir su forma de disparar.

Y luego no debemos olvidar la clarividencia, observar y analizar lo que hacen los tiradores o porteros a lo largo de la sesión. Esto permite ver si un equipo ha desarrollado una estrategia o si el portero tiene una forma específica de bucear (el mismo lado, cada otro lado, el lado natural del tirador).

En el partido es más complicado para los porteros porque el tirador es siempre un especialista en la cosa y no forma parte de una lista de 5 jugadores de los cuales 4 nunca disparan. Por lo tanto, son menos predecibles. Con los especialistas, el tutor tiene menos puntos de referencia en los que confiar. Puede conocer la historia del jugador o, por supuesto, su lado natural. Una parada dependerá más de la sensación del momento y más del tipo de tiro enviado por el tirador. El especialista tendrá que tener una paleta de mecanografía muy efectiva que domine perfectamente.

Algunas estadísticas sobre el lanzamiento de penalti:

95% de probabilidad de marcar cuando tiras de tu lado natural y el portero se lanza en el lado equivocado.

92% de probabilidad de gol cuando tiras de tu lado antinatural y el portero se zambulle en el lado equivocado.

70% de probabilidad de gol cuando tiras de tu lado natural y el portero se tira en el lado derecho.

58% de probabilidad de gol cuando tiras de tu lado antinatural y el portero se zambulle en el lado derecho.

En teoría, por lo tanto, un tirador que quiere marcar debe tirar la mayor parte del tiempo desde su lado natural y un guardameta también debe lazarse hacia el lado natural del tirador.

Me apasiona el fútbol, pero más concretamente la formación futbolista. Durante muchos años, he estado aprendiendo, aplicando e intercambiando todo lo que puedo para mejorar constantemente mi enfoque de la gestión de grupos. Con Moisés Díaz Entrenador, me propongo proporcionar tanta información como sea posible a los entrenadores en busca de apoyos para ser más eficaces.