Saltar al contenido

¿Cómo tratar la pubalgia? Qué impacto en el jugador de fútbol

¿Cómo tratar la pubalgia? Qué impacto en el jugador de fútbol
Valora la página por favor

¿Cómo tratar la pubalgia? Les sugiero que echen hoy un vistazo al doloroso síndrome de la encrucijada púbica, es decir, la pubalgia: una enfermedad que a menudo afecta al futbolista. Te explicaré las causas de este dolor pero también las principales formas de tratarlo.

encontrar guías de entrenamiento y ejercicios de fútbol

El fútbol es, con mucho, el mayor proveedor de pubalgia, pero todos los atletas pueden verse afectados. La prevención es esencial; reduce considerablemente las consecuencias de esta patología y el dolor muscular asociado.

¿Qué es la pubalgia?

La pubalgia es una afección dolorosa del pubis y de los músculos o tendones circundantes.

Puede ser el resultado de varias condiciones:

– Osteoartropatía púbica, que es una artritis del pubis.

– tendinitis aductora

– patología parietal abdominal

Cómo tratar la pubalgia

La pubalgia se produce en atletas que se someten a un entrenamiento intensivo, con gestos técnicos particulares (cierre del ángulo pierna/tronco al disparar, al abordar, desviación lateral, contragolpe, cambio brusco de apoyo). El exceso de esfuerzo deportivo provoca una tensión repetitiva o excesiva en los diferentes músculos implicados: abdominales, aductores y psoas.

Causas de la pubalgia

Cuando corremos, hay un desequilibrio entre el lado del cuerpo donde se apoya el pie y el lado donde está suspendido o en una posición intermedia.

Dado que el pubis es una encrucijada importante entre los poderosos músculos abdominales y aductores, durante el apoyo durante la carrera, las grandes tensiones crean cizallamiento en el pubis. Estas limitaciones pueden verse favorecidas por un desequilibrio entre las fuerzas musculares de los aductores y los músculos abdominales oblicuos.

Cómo tratar la pubalgia

El primer y más importante tratamiento es el reposo, especialmente en la fase dolorosa aguda. (cuenta un mes)

Su médico le prescribirá antiinflamatorios (contra la inflamación, por supuesto), analgésicos (contra el dolor) y relajantes (contra las contracturas musculares, por supuesto), la formación de hielo en los aductores y grandes derechos (abdominales) también se recomienda (2 a 3 veces / 10min por día).

La mesoterapia o infiltración se reserva para casos rebeldes y cuando la tendinitis o artropatía es resistente a otros tratamientos. Las terapias manuales se reservan principalmente para las deficiencias de la columna lumbar (columna lumbar) o el desequilibrio pélvico.

Se recomienda el uso de plantillas ortopédicas en caso de longitudes desiguales de los miembros inferiores o en caso de problemas estáticos importantes.

La rehabilitación debe ser indolora y sólo comienza después de un mes de descanso deportivo completo. Combinará el estiramiento de los aductores y psoas con el refuerzo de los oblicuos y de la banda abdominal.

¿Cómo evitar la pubalgia?

Cómo tratar la pubalgiaAntes de saber cómo tratar la pubalgia, puede ser una buena idea saber cómo adelantarse a ella. Por lo tanto, es necesario prevenir la aparición de la pubalgia, especialmente en el futbolista, equilibrando el cuerpo. Si una pierna es más corta que la otra, se debe usar una suela ortopédica. Fuera de la fase dolorosa, será necesario equilibrar las fuerzas musculares presentes teniendo una buena musculatura abdominal. De hecho, a menudo es deficiente en comparación con los aductores hipertrofiados de los muslos del futbolista; los ejercicios serán estáticos y activos.

Se pueden separar dos tipos de movimientos:

  • Para los músculos abdominales altos: Los movimientos se deben hacer con los muslos y las piernas flexionados, lumbares en el suelo, con las manos detrás de la cabeza levantando los hombros y los omóplatos para que los codos se encuentren con las rodillas:

– bien los dos codos entre las dos rodillas

– o el codo toca la rodilla contralateral y alternativamente.

  • Para los músculos abdominales inferiores: No se deben hacer con las extremidades inferiores por debajo de un ángulo de 60°. Los movimientos tales como tijeras, figuras, que están a ras del suelo y levantan las vértebras lumbares y tiran de las inserciones púbicas deben ser eliminados. Los movimientos deben ser lumbares en el suelo, los muslos doblados. Es contrayendo los abdominales que la pelvis se tira hacia arriba y las rodillas hacia los hombros. O ambas rodillas al mismo tiempo o alternativamente.

En casos de pubalgia severa, la natación, y especialmente la espalda, es una buena manera de fortalecer los músculos de la espalda y los músculos abdominales.

Por lo que se refiere más concretamente a la formación del futbolista, se prestará especial atención a la intensidad de los esfuerzos realizados. Los síndromes púbicos aparecen a menudo en jugadores que han aumentado repentinamente su cantidad de entrenamiento. Este es a menudo el caso de los jóvenes que entran en los centros de entrenamiento o de los atletas detenidos por lesiones durante varias semanas, durante la recuperación o incluso durante la recuperación de verano en terrenos duros.

Conclusión

La pubalgia es una afección bien conocida. Requiere un diagnóstico precoz que permita la administración de un tratamiento adecuado y eficaz para tratarla eficazmente. En algunos casos el tratamiento será quirúrgico (rara vez) pero siempre en indicaciones perfectamente colocadas. Ahora ya sabes cómo tratar la pubalgia, y así podrás detener a tiempo a tus jugadores lesionados.

Encuentra todos los artículos sobre lesiones y cuidado del fútbol aquí!

encontrar guías de entrenamiento y ejercicios de fútbol

Me apasiona el fútbol, pero más concretamente la formación futbolística. Durante más de 10 años, he estado aprendiendo, aplicando e intercambiando todo lo que puedo para mejorar constantemente mi enfoque de la gestión de grupos. Con este sitio, me propongo proporcionar tanta información como sea posible a los entrenadores en busca de apoyos para ser más eficaces.