Saltar al contenido

Gestión del grupo: el método Keiffer (1/2)

Valora la página por favor

«Patea, da tu pelota, centro, etc…» alrededor del césped, a menudo eso es lo que puedes oír. A un educador se le sigue llamando líder y, por lo tanto, con demasiada frecuencia….él dirige. Este enfoque unilateral y directivo del aprendizaje sigue siendo demasiado frecuente. A través de un doble artículo os propongo descubrir un método eficaz que transforma al jugador en un verdadero actor de su evolución.

Es posible utilizar un método alternativo para enseñar fútbol. En el campo, el jugador no debe ser comparado con una marioneta que obedece órdenes desde la banda. Las órdenes contradictorias pueden provenir incluso de varias personas. En los entrenamientos, los ejercicios siguen estando demasiado a menudo vacíos, incluso sin balón y, con demasiada frecuencia, fuera de lugar con las realidades de un partido. El jugador está entrenado para hacer lo correcto cuando su entrenador le pide que lo haga. Sin embargo, el futbolista francés busca jugadores inteligentes que elijan el gesto adecuado en función de la situación del partido.

Se ha puesto en marcha un método para contrarrestar este enfoque que ha demostrado su eficacia. Se llama «Méthode Plaisir et Performance» y es obra de François Keiffer, actual educador del U11 de Arles-Avignon.

Los dos principios fundamentales:

  1. La reflexión autónoma del jugador. Del análisis frío después de un ejercicio o de una reunión de los propios jugadores. El jugador proporciona respuestas a las preguntas que el juego le hizo.
  2. Haga que los entrenamientos reproduzcan las situaciones de los partidos. El jugador entiende la razón del gesto o movimiento y se aplica en el cómo.

En el resto de este artículo detallaré: los 6 conceptos básicos del PMP

1-Definir un marco común

Entorno vital: desde el inicio de la temporada, el jugador debe saber en qué entorno tendrá que evolucionar y los límites que se le impondrán. Durante una reunión de jugadores y educadores, establecen un conjunto de reglas que deben ser respetadas. Son los jugadores los que las proponen. El educador debe enriquecer la discusión. El jugador debe aplicar las reglas y el educador es el garante de la aplicación de las reglas comunes.

Marco de juego común: Los jugadores que participan en la elección del juego podrán dar lo mejor de sí mismos. Así que preguntarles cómo quieren evolucionar y saber su deseo de progresar dará un marco y una meta al entrenador, que tendrá que hacer todo lo posible para asegurar que sus jugadores progresen.

2-Jugando al fútbol…..realmente

Es necesario utilizar las situaciones del juego tanto como sea posible. En lugar de repetir las escalas durante muchas horas de entrenamiento, será necesario ofrecer a los jugadores situaciones que son realmente situaciones de juego. De este modo, el método global permite trabajar las secuencias específicas del fútbol: carrera, control, velocidad, golpes, etc. Pero también la presencia de un adversario y la necesidad de jugar bajo la presión de un adversario. Para ser eficaz, es necesario acercarse lo más posible a las condiciones del partido y poder reproducirlas.

3-Incluir un reflejo de reflexión cuando se enfrenta a una situación

La oposición sistemática obliga al jugador a pensar para realizar la acción correctamente. Graba en su memoria las soluciones al problema planteado. Así que es necesario desde el principio:

  • Establecer un diálogo real donde escuchar las palabras del otro es más importante que escuchar las propias.
  • Ir a lo esencial durante los entrenamientos para acercarse lo más posible a la realidad del partido.
  • Dar sentido a los ejercicios propuestos, que deben recordar en la medida de lo posible las situaciones de juego y las dificultades encontradas durante los partidos.
  • Tómese el tiempo para observar sin intervenir y detener el juego. Una vez realizada la observación, será más fácil volver a las situaciones con los jugadores cuando tengan frío.

Tus jugadores deben hacerse estas preguntas y responderlas por sí mismos

  • El globo: ¿cómo usarlo? ¿A qué hora? ¿Controlo o golpeo? ¿Paso o regateo?
  • El compañero: ¿Cuándo debo jugar con él? ¿Qué pareja elijo?
  • El oponente: ¿Dónde está? ¿Qué es lo que hace? ¿Cómo se posiciona mi oponente?
  • Espacio: ¿Dónde debo pararme o moverme? ¿Qué bola de llamada debo hacer?
  • Tiempo: ¿Cuándo y por qué debo acelerar? ¿Cuándo debo demorarme?
  • La mente: ¿Por qué hacer un esfuerzo? ¿Soy capaz de manejar la presión?

La idea a través de un ejercicio temático (una sesión), es trabajar sobre un problema a resolver: juego corto, juego largo, juego lateral, colocación defensiva, ataque colocado,… Una de las primeras preguntas a hacer es «¿En qué crees que estamos trabajando? «Entonces, se trata de guiar al jugador para que él mismo encuentre la solución al problema.

Tener un discurso coherente: El discurso que ocupa un lugar preponderante en la pedagogía debe ser rico, variado, adaptado, claro, pero sobre todo positivo y coherente.

El enfoque concreto

  1. Poner al jugador en acción rápidamente: la explicación debe ser rápida, máximo 1′.
  2. Observe: Colóquese de manera que pueda ver todo el ejercicio sin detenerse, sin corregir, sin hacer demostraciones, sin dar explicaciones. 10′
  3. Comprender: tomar notas durante la fase de observación, hacer preguntas.
  4. Tome acción: resuelva los problemas haciendo preguntas y reformulándolos si las respuestas no llegan. Escuche las respuestas y úselas para llegar a la respuesta.
  5. Volver a la acción: los actores deben poner en práctica las soluciones aportadas. La observación y la acción pueden repetirse de cuatro a cinco veces por tema.
  6. Adaptarse a la evolución del jugador: ofrecer cada vez más evolución en el enfoque de su fútbol.

Continuará……..

Me apasiona el fútbol, pero más concretamente la formación futbolística. Durante más de 10 años, he estado aprendiendo, aplicando e intercambiando todo lo que puedo para mejorar constantemente mi enfoque de la gestión de grupos. Con este sitio, me propongo proporcionar tanta información como sea posible a los entrenadores en busca de apoyos para ser más eficaces.