Saltar al contenido

¿Qué hacer en el descanso de un partido de fútbol? ¿Qué puedo decir?

Valora la página por favor

¿Qué hacer en el descanso de un partido de fútbol? El árbitro acaba de enviar a todos de vuelta al vestuario durante 15 minutos del descanso. Un momento privilegiado en contacto directo con su equipo, lo utilizará para corregir ciertas cosas y comunicar mejor su discurso. En el resto de este artículo descubrirás cómo optimizar el tiempo permitido para influir realmente en el desarrollo del partido. Este es un extracto de mi próximo libro, que será publicado a principios de mayo.

Cronología de medio tiempo

1) Regreso al vestuario: 2 minutos

2) Momento de retorno a la calma: 3 minutos

3) Instrucciones colectivas e individuales: 8 minutos

4) Regreso al campo: 2 minutos

El discurso de un entrenador

Qué hacer en el descanso de un partido de fútbolA menudo, el entrenador sabe exactamente lo que ocurrió en la primera parte una vez que el partido ha sido digerido durante mucho tiempo. Sin embargo, la especificidad de la intervención en el descanso consiste en tener que intervenir en el acto sobre los hechos del juego que acaban de ocurrir. El momento es breve para una caída de la presión, un retorno a la calma. No es fácil encontrar retrospectiva cuando eres un actor directo en este juego. Y sin embargo, tendrá que serlo. Porque no se trata de dejarse llevar por los acontecimientos y cometer el error de tomar todo con calma.

Tan pronto como suene el pitido del descanso, el entrenador debe dirigirse con calma a los vestuarios pensando sólo en una cosa o más bien en un conjunto de cosas. Debe hacer un análisis objetivo del descanso, para saber en qué podrá intervenir, en qué podrá confiar.

Por lo tanto, debemos dejar de lado las emociones causadas por la primera parte para ser lo más justos posible.

Siempre diríjase primero al grupo y luego, si es necesario, llegue a los puntos individuales en detalle. El objetivo es centrar la intervención en los dos o tres puntos a destacar. Los que quieres cambiar o mejorar.

La noción de lo positivo es muy importante, nunca lo olvides. Los jugadores no están ahí para escuchar una avalancha de advertencias, hay necesariamente un área en la que han tenido éxito. Destaque esto, destaque a aquellos que han mostrado inversión.

Ahora a veces los gritos son necesarios, pero sólo cuando el equipo no invierte lo suficiente en el esfuerzo. Porque puede que no todo el mundo haya entendido una animación ofensiva o defensiva o simplemente no haya entendido su juego. El fruncir el ceño debe ser manejado con moderación y precisión porque cada jugador no reacciona de la misma manera a este tipo de intervención. Algunos serán reemplazados en la dirección correcta mientras que otros perderán todos sus medios.

Considere también la posibilidad de utilizar un asistente. Pídale que haga un breve resumen de lo que observó durante la primera mitad y que lo anote rápidamente 5 minutos antes de la mitad:

1) ¿Qué retiene del colectivo?

2) ¿Qué se puede mejorar?

3) ¿Qué noción positiva proponer?

Le permitirá tener un ojo menos apasionado y menos inmersivo que el suyo y, por lo tanto, probablemente más objetivo.

Para recordar:

Qué hacer en el descanso de un partido de fútbol1) Tómese el tiempo y la calma para analizar cuidadosamente: utilice su asistente

2) Ir al grano con frases sencillas y claras

3) No decir que todo está bien si el primer tiempo fue bueno, lo que ayuda a mantener al equipo atento.

4) No digas que todo es malo si la puntuación no te favorece.

5) Comience con las instrucciones colectivas y luego las instrucciones individuales o en línea.

Me apasiona el fútbol, pero más concretamente la formación futbolística. Durante más de 10 años, he estado aprendiendo, aplicando e intercambiando todo lo que puedo para mejorar constantemente mi enfoque de la gestión de grupos. Con este sitio, me propongo proporcionar tanta información como sea posible a los entrenadores en busca de apoyos para ser más eficaces.