Saltar al contenido

Tendinitis futbolística: ¿cómo diagnosticarla y tratarla?

Tendinitis futbolística: ¿cómo diagnosticarla y tratarla?
Valora la página por favor

Tendinitis en el fútbol. En pocos días la mayoría de los futbolistas comenzarán su programa de oxigenación (descargar aquí). Tal vez tu cuerpo se opone a ello y el dolor se está sintiendo. Especialmente en el tendón de Aquiles y la rodilla. Hoy en día, este artículo se centra en la tendinitis de Aquiles y la fascia lata.

encontrar guías de entrenamiento y ejercicios de fútbol

Tendinitis del tendón de Aquiles

El tendón de Aquiles es una poderosa estructura fibrosa, que actúa como una palanca real, incluyendo la fuerza de tracción que se distribuye por toda la superficie del pie. Está ampliamente envuelto alrededor del talón, lo que permite la transmisión de las fuerzas de contracción desde los cuádriceps (muslos) y tríceps (pantorrillas) hasta el pie. Las fibras que lo componen son muy sensibles a la deshidratación, principal causa de tendinitis. Al ser poco vascularizados, son especialmente frágiles.

Por lo tanto, la tendinitis de Aquiles o tendinitis de Aquiles es causada a menudo por deshidratación. El dolor es en el pie o en el talón.

Los síntomas de la tendinitis evolucionan en 4 etapas. Podemos distinguir los dolores:

– que se produce después de las actividades deportivas y desaparece fácilmente en reposo;

– que ocurren al comienzo del entrenamiento para reaparecer a la fatiga;

– permanente al esfuerzo deportivo que requiera el cese de este último. Estos dolores pueden intensificarse y convertirse en permanentes en la vida diaria.

Por fin el peor dolor:

– Ruptura del tendón.

Causas de la tendinitis de Aquiles

– Tendones especialmente cortos, estrechos y rígidos

– Falta de flexibilidad

– Deshidratación durante y después del ejercicio

– Un trastorno morfológico del arco del pie (pie hueco o plano)

– Enfermedad crónica del tendón (enfermedad reumática)

– Un sitio de infección dental o de oído, nariz y garganta (ORL)

– Edad: con la edad, la elasticidad de los tendones disminuye más rápidamente que la elasticidad de los músculos.

¿Cómo evitar la tendinitis de Aquiles?

Lo primero es, por supuesto, tener una carrera adaptada a tu paso (pronunciación, universal, supinatriz) y a tu peso (acolchado). Su estado también es de vigilancia, correr con corredores que ya no ofrecen una amortiguación adecuada te expone aún más (y no me refiero a las zapatillas de fútbol….). Por supuesto, recuerde beber antes, durante y después del ejercicio. En caso de señales de alerta temprana, es necesario saber cuándo detenerse y reevaluar la capacidad de hacer frente al aumento de la frecuencia de la formación.

Para tratar la tendinitis de Aquiles:

Tendinitis en el fútbolEn primer lugar, es necesario observar un período de reposo deportivo y aplicar hielo en el tendón doloroso (ver protocolo Griego). A continuación, se pueden prescribir sesiones con un masajista-fisioterapeuta, dando prioridad a los estiramientos músculo-tendinosos y a los masajes transversales profundos. También es posible añadir la administración de antiinflamatorios por medios generales o locales (gel o parche). En caso de tendinitis grande, el pie se puede inmovilizar con yeso. En ausencia de mejoría a pesar de este tratamiento médico bien manejado durante más de 6 meses, el uso de la cirugía da buenos resultados.

Tendinitis de la fascia lata

El músculo tensor de la fascia lata es un músculo alargado, que comienza en el límite externo de la región glútea y se extiende en forma de una tira fibrosa, un verdadero tendón. Participa en la flexión de la cadera. Este tendón plano se adhiere a la parte externa de la rodilla. Barre naturalmente (como un limpiaparabrisas) el área de abajo: el cóndilo externo, la parte inferior y externa del fémur.

La tendinitis de la fascia lata es causada por la fricción de la tira iliotibial en la parte externa de la rodilla en cada flexión-extensión de la rodilla. Este tipo de tendinitis también se denomina síndrome del limpiaparabrisas o síndrome de la banda iliotibial. Este síndrome está relacionado con la repetición de los movimientos de flexión-extensión durante un esfuerzo prolongado al correr.

Ciertas condiciones favorecen este tipo de tendinitis:

  1. escalada en colinas, o carrera de descenso,
  2. el uso de zapatos usados
  3. el repentino aumento del kilometraje semanal.
  4. Inestabilidad de la rodilla al bloquear la pierna (en caso de “piernas arqueadas”)

Las particularidades del dolor

El dolor se localiza en el lado externo (lateral) de la rodilla durante la flexión de la rodilla durante la carrera (requiriendo la parada de la carrera) Su intensidad es variable y presenta algunas particularidades. En reposo, al caminar, durante actividades deportivas que requieren correr irregularmente, como el fútbol, no hay dolor. Sólo aparece en una carrera recta. (prueba vma, sprint, ejercicio aeróbico de potencia, correr sin balón)

A veces el jugador siente que la rodilla se desliza cuando se pone el pie. Tan pronto como se detiene esta actividad, el dolor disminuye o incluso desaparece por completo. Sin embargo, a veces puede persistir fuera del esfuerzo.

Consulta y tratamiento

Sólo los movimientos de flexión de extensión, alrededor de 30° pueden despertar el dolor. Las radiografías suelen ser normales. La ecografía puede revelar inflamación del tipo de bursitis entre la tira iliotibial y el cóndilo externo.

El tratamiento combina varias medidas

Tendinitis en el fútbolEl examen clínico puede llevar a la prescripción de aparatos ortopédicos para el pie (suelas) que eliminarán los trastornos estáticos y los factores de promoción. La elección de un dispositivo ortopédico para la rodilla que bloquee la rodilla (rodilla + ligamentos cruzados + ayuda para la flexión) puede eliminar completamente el dolor.

El control de la zapatilla deportiva también es esencial. También se debe analizar el tipo de campo de entrenamiento. El tratamiento fisioterapéutico combina fisioterapia local, crioterapia y estiramiento.

El tratamiento médico puede ser local, mediante la aplicación de medicamentos antiinflamatorios, o puede ser prescrito en general. En los casos de rebelión, son necesarias una o dos infiltraciones a nivel de la zona de ignición. La cirugía se utiliza rara vez, se reserva para los fracasos prolongados del tratamiento médico.

Si uno de estos dos problemas está presente: ¡más despacio! Y sobre todo, escucha a tu cuerpo y luego cúralo. En preparación para la pretemporada, tenga cuidado: beba antes, durante y después del ejercicio; tómese el tiempo para estirar y hágalo correctamente.

tendinitis futbolística

tendinitis futbolística

Me apasiona el fútbol, pero más concretamente la formación futbolística. Durante más de 10 años, he estado aprendiendo, aplicando e intercambiando todo lo que puedo para mejorar constantemente mi enfoque de la gestión de grupos. Con este sitio, me propongo proporcionar tanta información como sea posible a los entrenadores en busca de apoyos para ser más eficaces.