Los líderes eficaces que trabajan con jóvenes jugadores de hoy en día saben perfectamente  esto: Imponerles es probablemente la mejor manera de obtener los peores resultados con ellos. Aunque ellos hagan lo que tu quieres en un nivel de superficial, nunca los inspirarás a querer intrínsecamente ir más allá de simplemente hacer un trabajo y cuándo dejes de apretarles, simplemente bajarán los brazos o estarán perdidos, pero por el contrario si usamos  unas cuantas estrategias simples podremos conseguir convertirnos en un buen líder que motiva a sus jugadores para lograr  de ellos su mejor versión.

MOTIVACIÓN DE FÚTBOL BASE

Da igual si lo que quieres saber es como motivar a un equipo de fútbol infantil o un equipo profesional, las respuestas suelen ser las mismas.

  1. Invierta tiempo en conectar a sus jugadores entre sí.

Incluso si tu equipo es relativamente simple, necesitaremos ciertas conexiones – conectar los jugadores para conseguir metas comunes, lograr conexiones entre el central y el medio centro, o el media punta y el punta por poner algunos ejemplos, pueden lograr increíbles resultados.

Por lo tanto, antes de centrarnos únicamente en lo físico, lo técnico o lo táctico, esbocemos unas sencillas ideas de conexión entre puestos colindantes, tómate el tiempo necesario para alinear la comprensión entre los fútbolistas claves, especialmente cuando se trata de objetivos específicos y mediciones del éxito. Esta inversión eliminará enormes cantidades de tiempo y esfuerzos desperdiciados en el futuro. “He estado involucrado en muchos proyectos de equipos de fútbol, y nunca apresuro esta alineación inicial porque he visto de primera mano cuánto desperdicio y frustración pueden ocurrir de otra manera”, dice.

como motivar a un equipo de futbol

  1. Tómese el tiempo para explicar el motivo de las cosas.

Los jóvenes actuales, en particular, odian recibir órdenes y quieren entender qué decisiones se toman y por qué. Cuando me tomo el tiempo para explicar por qué nuestras tareas son importantes para la gran meta o por qué es importante hacer el trabajo de cierta manera, la postura de una persona cambia de “recibir instrucciones” a “que se le pida que contribuya”, dice. “Cambiar esta percepción requiere mucho más tiempo, pero a medio y largo plazo conseguiremos mejor rendimiento. Las mejoras en calidad y compromiso valen unas pocas horas extras a la semana”.

  1. Ser un modelo a seguir que agregue valor.

Los líderes inspiradores buscan activamente maneras de contribuir al éxito general de una organización. “La mejor parte de este enfoque para trabajar es que es contagioso”, dice. “El resultado es una mentalidad de grupo que fomenta la calidad colectiva, la innovación y el bienestar emocional de todo el equipo”.

No todo se consigue con unas simples frases para motivar a un equipo de fútbol, pero a veces ayudan.