Saltar al contenido

¿Cuáles son las especificidades del jugador U15?

¿Cuáles son las especificidades del jugador U15?
Valora la página por favor

¿Cuáles son las especificidades del jugador sub 15? El preentrenador (12-15 años) se encuentra en una de las etapas más importantes de su formación futbolística. En este artículo propongo ver cuáles son las características específicas de los jugadores de la categoría sub-15 y cómo gestionar su entrenamiento.

Este es un paso importante en la formación. La categoría sub-15 sienta las bases: físicas, técnicas y tácticas.

Es esencial para esta categoría dar prioridad al trabajo del fútbol a través de sus fundamentos: pases, controles, viajes adecuados. Necesitan un mejor control, un control más rápido, una mejor visión del juego. Pero también sentir los movimientos, mejorar la calidad del pase y la calidad del golpe, mejorar su resistencia al esfuerzo, desarrollar su velocidad etc. etc. etc. etc. Todo esto integrando una nueva dimensión de juego y más socios de juego.

Lo que marca esta categoría de jugadores es obviamente un desequilibrio en el físico de todos. (media de +6 cm/año) Algunos crecen antes que otros, lo que provoca grandes diferencias de estatura y peso.

Es importante no dejar de lado a un jugador debido a un desarrollo más lento y, por lo tanto, a una menor potencia física. Es posible que en 6 meses se convierta en un jugador del mismo nivel físico que los demás. Este tiempo puede ser más largo. Pero será una pena centrarse sólo en el desarrollo físico y, por lo tanto, el jugador debe mantener todo su entusiasmo y agudizar su precisión técnica, sus habilidades de pase y su visión del juego.

entrenamiento futbolístico

Problema de rodilla

Vinculado a este crecimiento y a la práctica de una actividad deportiva que involucra huesos, músculos, tendones, pueden ocurrir lesiones. Pueden tener un impacto en el desarrollo de los jugadores jóvenes. Un ejemplo es la enfermedad de rodilla de Osgood Schlatter (ver artículo), pero todo esto puede simplemente permanecer desequilibrado con inestabilidades motoras y, por lo tanto, problemas de coordinación. Este trabajo se realizará a través de ejercicios psicomotores como el entrenamiento de circuitos.

Problemas posturales

A esta edad los malos hábitos posturales pueden ser importantes. Al manejar mal la postura de un cuerpo en crecimiento, el joven jugador puede debilitar una cadena muscular en comparación con otra. El desarrollo muscular no es enorme, pero comienza en esta categoría. Esto, por supuesto, implica la llegada de la primera rigidez. Así que el trabajo de flexibilidad tendrá toda su importancia (quadri, ischio, back etc.)

Por último, desde el punto de vista del desarrollo intelectual, el jugador sub-15 está en la adolescencia. Todo esto puede llevar a una mente crítica, a la voluntad de tener una meta con cada ejercicio, a veces indisciplina o incluso cambios de humor. La motivación a veces puede ser menor, por lo que será necesario asegurarse de que el equipo no deja a nadie atrás porque el espíritu de competición puede desaparecer a favor del deporte considerado exclusivamente como una actividad de ocio.